El “Evangelismo de las verduras” empodera mujeres de Tanzania que buscan la independencia económica

20 de marzo de 2017 – Arusha, Tanzania –

Mujeres de comunidades rurales de la región de África Centro Oriental ahora están más cerca de convertirse en expertas en el arte del cultivo de verduras y el evangelismo, después de asistir a un evento reciente de una semana en la sede de la Unión Asociación del Norte de Tanzania, en Arusha, Tanzania. Organizado por la Agencia Adventista de Desarrollo y Recursos Asistenciales (ADRA) África, en sociedad con el departamento de Ministerios de la Mujer de la División de África Centro Oriental (ECD), este evento, primero en su clase, buscó maneras de equipar a las mujeres con habilidades básicas que les permitan alcanzar la independencia financiera y erradicar la pobreza de sus comunidades rurales.

“Verduras se necesitan en todos lados”, explicó Debbie Maloba, directora de ministerios jóvenes de la ECD. “Cuando las cultiven, las mujeres podrán venderlas y ganar dinero […], contribuyendo así al crecimiento financiero de la iglesia y la comunidad”.

Al mismo tiempo, las mujeres aprendieron cómo usar el cultivo de verduras como manera de conectarse y cultivar la confianza en sus comunidades.

“Practicar el evangelismo de las verduras es una buena manera de transformar la vida no solo de los no creyentes sino también de los miembros de iglesia”, dijo Zivayi Nengomasha, director de programación y planificación de ADRA África. “Muchas personas carecen del conocimiento de cómo comer sano y cuidar de su cuerpo”.

Refiriéndose a ideas del libro El ministerio de curación, de Elena G. White, una de las fundadoras de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, Tayo Odeyemi, director ejecutivo de ADRA África, dijo que la iglesia no debería mostrarse indiferente ante el sufrimiento humano, e indicó que los miembros de iglesia necesitan desarrollar diferentes habilidades que les permitan satisfacer las diversas necesidades prácticas de sus comunidades.

“Enseña buena mayordomía a los niños y los padres”, dijo Tayo al explicar el papel que juega el evangelismo de las verduras. “Favorece las relaciones sanas en la comunidad, abriendo así los corazones de la gente a más invitaciones de abrazar el evangelio”.

Los líderes de la iglesia contaron que la situación actual en la región es alarmante. Según las últimas estadísticas del Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas, la África Subsahariana es la región con mayor incidencia de hambre. Una de cada tres personas sufre una nutrición insuficiente o desnutrición.

Los organizadores creen que las mujeres que asistieron a la capacitación en el evangelismo de verduras en Arusha podrán compartir e implementar las habilidades que han aprendido y ayudar a marcar una importante diferencia en sus territorios. Debbie Maloba está haciendo planes para el siguiente evento de capacitación en mayo de 2017, que se llevará a cabo en Kitui, Kenia.

“Estoy confiada en que será un evento muy poderoso y práctico”, dijo Maloba.

Traducción de Marcos Paseggi