La Oración

EN VERDADERA COMUNIÓN CON DIOS

¿Se ha tornado su vida cristiana seca, sin sentido y falta de gozo? Dios tiene una forma maravillosa para cambiar todo esto y revitalizar, renovar, vigorizar y hacer de su vida cristiana la experiencia más significativa que jamás haya tenido en toda su vida.

Dios nos invita personalmente a usted y a mí a través del profeta Isaías a desarrollar sobre nuestras rodillas una relación duradera que traerá una realización completa, gran gozo y satisfacción total a nuestras vidas.

Es una invitación incondicional sin importar cuál sea nuestra situación espiritual presente. Dios nos dice en Isaías 1:18. “Venid…y estemos a cuenta”. Aquí el creador del universo nos dice individualmente. Ven ahora, yo deseo tener una comunicación de dos vías contigo, háblame en oración sincera, y yo voy a hablar contigo con una voz suave y pequeña.

CINCO PASOS A SEGUIR PARA DEFINIR LA VERDADERA ORACIÓN

PRIMERO: Hablar con DIOS como a un amigo “Orar es el acto de abrir nuestro corazón a DIOS como a un amigo” cc pág. 93

SEGUNDO: Comunicación con Dios Mantengamos al Señor siempre delante de nosotros, permitamos que nuestros corazones expresen el agradecimiento y alabanza a Él debido y así tendremos una frescura perdurable en nuestra vida religiosa.

TERCERO: La llave en la mano de la fe Constantemente estamos cercados por la fuerzas del mal cuando descuidamos la oración. “La oración es la llave en la mano de la fe con la cual abrimos los depósitos del cielo y raudales de bendición bajarán a nosotros”.

CUARTO: Es el alma de la religión Practiquemos la oración secreta. Hagámoslo con actitud ferviente y sincera

QUINTO: El aliento del alma La oración es el secreto del poder espiritual. Nos pone en contacto con la fuente de vida y fortalece nuestra experiencia religiosa.

Que podamos orar de tal modo que Isaías 1:18 llegue a ser una experiencia diaria en la vida de todos nosotros.