Líderes de la iglesia en oriente medio responden a ataque a mezquita en Egipto

“Condenamos fuertemente el acto criminal que se cometió dentro de un lugar sagrado de adoración y plegaria”, expresó McEdward.

Agregó: “Nuestra familia de la Iglesia Adventista desea transmitir nuestra condolencia a las familias que han perdido seres queridos en este triste evento. Nuestras oraciones están con las familias y con todos los egipcios durante el momento difícil que les ha tocado vivir. Que Dios esté con todos ustedes”.

Los adventistas del séptimo día de Egipto y de Oriente Medio y del Norte de África lamentan las víctimas inocentes de este ataque execrable con bomba y armas de fuego a una mezquita sufí en el norte del Sinaí. Más de 300 personas fueron asesinadas y más de 120 fueron heridas, incluyendo niños, en el ataque por parte de militantes, según el fiscal de Egipto.

Beirut, Líbano…[ANN] Rick McEdward, presidente de la Unión del Medio Oriente y Norte de África de los Adventistas del Séptimo Día condena fuertemente el atroz ataque terrorista que ocurrió el 24 de noviembre de 2017 en la mezquita Al-Rawdah durante las plegarias del viernes en la ciudad de Bir al-Abed en Sinaí, Egipto.

La Iglesia Adventista del Séptimo Día en Egipto también extiende sus más profundas condolencias y su pésame a las familias de las víctimas; y sus oraciones sinceras por ellos.

“La Iglesia Adventista en Egipto está en oración junto a las víctimas, las familias y el pueblo de Egipto”, dijo Johnny Nasralla, secretario ejecutivo de la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Egipto y Sudán.

Este es el cuarto gran ataque terrorista a personas egipcias inocentes este año. Terroristas mataron a 29 coptos el 26 de mayo y a 46 coptos en dos ataques con bombas a servicios de iglesia en las ciudades norteñas de Alejandría y Tanta el 9 de abril.

Los líderes adventistas en el territorio de Medio Oriente y Norte de África ruegan con sus miembros de iglesia que se ore por las familias de los que perdieron la vida y por la recuperación plena de los heridos.

“La única solución durante tiempos como estos es orar fervientemente por la paz y el consuelo que Dios puede darnos”, dijo McEdward. [Equipo ANN, Chanmin Chung, Unión del Medio Oriente y Norte de África]