Menor de 10 años estudia la Biblia y lee libros del Espíritu de Profecía

Abiel Samaniego vive en la ciudad de Chillán, con su madre Judith Ramírez (33), su padre Esvin Samaniego (35) y su hermana Rachel. Abdiel, quien realiza home school y asiste a la Iglesia de la Universidad Adventista de Chile, fue uno de los ganadores del concurso “Yo Estudio Mi lección” nivel intermediarios (proyecto que promueve la Iglesia Adventista del Séptimo Día en Chile (Unión Chilena) ). El concurso tiene el propósito de incentivar más la lectura sistemática de la Biblia. Sin embargo, Abdiel agrega a su estudio extractos del Espíritu de Profecía (pautas inspiradoras escritas por Elena de White). 

El Señor me ayudó, él me dio los talentos y él le da a cada uno según la capacidad que tiene. Me acordé de un versículo de la lección 7 que hablaba justo de las parábolas de los talentos que dice: si alguien tiene el don de la profecía que la use en proporción con su fe”, argumentó Abdiel al felicitarle por ser uno de los ganadores del concurso, y responder correctamente y en menos de un minuto las diez preguntas del concurso. 

Abdiel junto a su familia. (Foto: Ángela Arias)

La Agencia Adventista Sudamericana de Noticias (ASN) indagó con el niño sobre los libros leídos de Elena de White y esto fue lo que dijo: “He leído tres cuartos del libro El Conflicto de los Siglos. He leído algunos capítulos del libro Profetas y Reyes. Por la lección, también, Patriarcas y Profetas. He leído algunas páginas del libro Palabras de vida del gran maestro, y  son muy buenos; en especial el Conflicto de los Siglos, es mi favorito”, expresó Abdiel. 

Su testimonio se dio a conocer en su premiación durante el “Simposio Nacional Espíritu de Profecía de la Unión Chilena“, realizado del 18 al 20 de octubre, desde la sede de la Universidad Adventista de Chile.

El evento contó con más de 300 participantes desde Arica hasta Punta Arenas y  expositores de Brasil, Estados Unidos y Argentina. 

Primer Simposio Nacional Espíritu de Profecía Unión Chilena. (Foto: Gerson Hermosilla)

“Es una bendición poder hacer este simposio que tenía dos grandes objetivos: primero fortalecer la creencia del don profético y segundo motivar el estudio y la lectura de la Biblia y los escritos del Espíritu de Profecía”, explicó el pastor Germán Martínez, director del Espíritu de Profecía para la Unión Chilena

Seminarios del Simposio

Durante el evento se realizaron distintas plenarias que aclararon tópicos del don profético, la vida de Elena G. de White, y la Iglesia Adventista del Séptimo Día en la profecía bíblica.

A seguir lo que fue aclarado:

“La División Sudamericana tiene clara la comprensión de que el tema del don profético tiene mucho que ver con nuestra identidad de Adventistas del Séptimo Día, entonces realizar un simposio, como también realizar seminarios en las iglesias, no tan grandes, es muy importante, porque esto es un esfuerzo de nuestra identidad”, comentó el pastor Helio Carnassale, director del Espíritu de Profecía en Sudamérica. 

Cabe mencionar que uno de los principales seminarios, fue dictado por el doctor Alberto Timm, director asociado del White Estate (institución adventista responsable de la preservación del patrimonio histórico y literario de Elena de White), quien expuso: por qué creer en el don profético de Elena de White. 

“La Biblia dice que habrían profetas en los últimos días, si el cristianismo fuera un grupo homogéneo todos creyendo la misma cosa, yo tendría mis dudas, pero con la ensalada de frutas que es el cristianismo, con más de 45 mil denominaciones cristianas distintas, yo creo que el don de profecía es más que necesario para mantenernos leales a su palabra”, dijo Timm.  

ACES y el Espíritu de Profecía

Otra de las plenarias en el encuentro, fue dictada por el doctor en teología y director de la Revista Adventista, pastor Marcos Blanco, quien habló al final sobre las novedades en la Asociación Casa editora Sudamericana – ACES con los libros del Espíritu de Profecía:

“Nos tomamos muy en serio esta responsabilidad de compartir la voz profética para el pueblo de Dios y entonces hemos invertido en los últimos diez años en una actualización del lenguaje para tener una colección de sesenta libros de Elena de White, en un lenguaje que sea dinámico, que sea agradable de leer, actualizado. Y además, tenemos toda una serie de materiales, entre los más destacados podemos mencionar el libro “Cartas y Manuscritos de Elena de White”, que salió hace un par de años y estamos por terminar, esto es una primicia, la “Enciclopedia Elena de White”. Una enciclopedia de casi 2 mil páginas donde tiene toda una serie de información biográfica, pero además los principales tópicos que Elena de White abordó” mencionó Blanco. 

Puntos de vista de los participantes

Finalmente los participantes expresaron su agradecimiento por este evento, que sin duda alguna reafirmó las creencias y raíces de nuestra iglesia.

“El simposio maravilloso, excelente, la he pasado súper bien. Me encantaron muchas de las exposiciones que se hicieron, porque realmente aclaran y también nos ayudan a fortalecer y a seguir basando nuestra fe en que el mensaje adventista, es el mensaje que Dios ha dejado para este tiempo como verdad eterna”, dijo Sonia Zambrano, participante del evento. 

Por su parte, Daniela Aedo, quien viajó desde la ciudad de Talca para asistir al simposio, expresó: “Me pareció un evento en el cual la mano de Dios estuvo en todo momento, ha edificado nuestra vida espiritual y nos ha dado la fortaleza de pensar que Dios sostiene a su iglesia siempre”. 

De esta forma, la iglesia adventista seguirá motivando la lectura de la Palabra de Dios y del Espíritu de Profecía para fortalecer la vida espiritual y reafirmar las creencias de su membresía, hasta el pronto regreso de Cristo Jesús.