Miles ejercen impacto en su comunidad al responder los jóvenes adventistas del séptimo día al llamado a “Ser el sermón”

Miles de adventistas del séptimo día ejercieron un gran impacto sobre sus comunidades en más de 100 países, el sábado 18 de marzo, durante el evento Día Mundial de los Jóvenes.

Mientras fotografías y videos aparecían publicados en los medios sociales, con la etiqueta o hashtag #GYD17, la campaña generó un impacto de más de 137 millones de impresiones a través de Facebook, Twitter e Instagram. Lo anterior estableció un nuevo récord en los medios sociales adventistas del séptimo día.

Sam Neves, director asociado de of comunicación de la iglesia adventista del séptimo día mundial y coordinador de la estrategia de medios sociales para el Día Mundial de los Jóvenes, dijo lo siguiente: “Somos una iglesia global: 20 millones de miembros, 924 idiomas, 150,000 congregaciones locales en 208 países y territorios. El Día Mundial de los Jóvenes es la oportunidad más grande que tenemos de experimentar la unidad, al participar juntos en la singular misión de convertirnos en las manos y pies de Jesús en nuestras comunidades”.

Sam Gungaloo, un pastor en el Sur del Reino Unido, y Kehrys Sterling, procedente de Vancouver Canadá, fueron los anfitriones durante la transmisión de 24 horas desde el equipo preparado para el Día Mundial de los Jóvenes —un aeroplano llamado apropiadamente “AirGYD”.

Partiendo de Alemania, AirGYD virtualmente “voló” por todo el mundo informando por #GYD17 acerca de la labor misionera durante la señal de video recibida en vivo o tiempo real. El programa de 24 horas fue transmitido en tiempo real a través del Hope Channel -Canal Esperanza y YouTube.

El tema del servicio prestado este año fue el donar sangre. Se le recordó a la gente que por cada pinta de sangre se pueden salvar tres vidas. Sin embargo, los jóvenes en todo el mundo encontraron también otras formas de “ser ellos mismos el sermón” en sus comunidades.

Los jóvenes en Australia cortaron el césped de sus vecinos. Los jóvenes en Taiwán alegraron a sus nuevos amigos en los asilos de ancianos. En España, la juventud de Madrid llevó a cabo una “Expo Amor”, a través de la cual los transeúntes podían aprender más acerca de cómo expresar amor hacia los demás a través de su propio “lenguaje de amor”.

Los presentadores en Perú enfatizaron los esfuerzos de ayuda a raíz de las inundaciones ocurridas y la tripulación de la cabina de AirGYD elevó una oración en apoyo de quienes han perdido tanto en este reciente desastre natural.

Una transmisión desde el interior de una prisión en Kenia, para #GYD17, generó gran cantidad de discusión en cuanto a cómo ayudar a los presos. Un panel de personas jóvenes con sede en Silver Spring, Maryland, conversó acerca de cuántos personajes bíblicos fueron encarcelados por razón de su fe.

Otro gran éxito global #GYD17 fueron los “Sofá de Sábado”. En diferentes lugares del Reino Unidos, los jóvenes adventistas colocaron un sofá en lugares en donde pasaban gran número de transeúntes. Los equipos en torno a este proyecto promovieron el descanso sabático, al invitar a los agradecidos transeúntes a sentarse un momento a tomar un descanso y conversar.

Al término del maratón de 24 horas de este día especial, el primer oficial de AirGYD y vicepresidente general de la Iglesia Adventista del Séptimo Día mundial, Abner De Los Santos, le recordó a la audiencia global de la transmisión en vivo, que #GYD17 significaba mucho más que lo realizado en ese solo día y animó a la juventud adventista a hacer de este tipo de servicio todo un estilo de vida.

El presidente de la Iglesia Adventista del Séptimo Día mundial, Ted N.C. Wilson, participó en las celebraciones del Día Mundial JA en los Estados Unidos.

“Es ciertamente algo muy poderoso en el mismo filo del tiempo del fin, el poder ser capaces de dar a conocer los mensajes de los Tres Ángeles en formas prácticas, así como a través de la predicación. La gente te va a respetar mucho más al darse cuenta de que lo que dices es también lo que haces”, dijo el presidente Wilson.

El presidente Wilson le llamó a este esfuerzo misionero “Participación Total de los Jóvenes, cada uno haciendo algo en favor de Jesús”.

Traducción -Gloria A Castrejón